Posted by: CODIGO51 Categoría: Diseño Gráfico Comments: 0

El típico “tengo otra persona que cobra más barato”.
Eso es algo con lo que tenemos que lidiar los diseñadores con frecuencia como si nuestro trabajo no lo valiera y este problema es debido a que muchas personas se creen diseñadores solo por conocer algún programa de diseño, pero no debemos malbaratar nuestro trabajo y esfuerzo.
El indeciso: no sabe lo que quiere, te cambia las ideas a cada rato y quiere que tú le adivines el pensamiento.
El aprovechado: es ese cliente que no quiere pagar por tu trabajo y te promete que no obtendrás pago económico, pero si “fama” o te dará promoción.
El facilísimo: el que cree que por pedirte un diseño “sencillo” no te tomará tiempo y lo tendrás de un día para otro.
El experto: es el cliente que, aunque no sepa nada de diseño te pide cambios que a veces parecen imposibles ya que simplemente no es estético o se vuelve totalmente incoherente.
Estos son algunos tipos de clientes, existen muchos, puedes compartirnos alguna de tus experiencias en los comentarios.
Que piensen que la puedes hacer de profesor
También llega a pasar que algunos de tus familiares, amigos o conocidos te piden de “favor” les enseñes a utilizar toda la paquetería de Adobe o hacer un logo, y sobre todo «gratis». No tiene nada de malo si todo se resume en un par de horas y detalles generales; lo mejor es recomendar algún curso práctico de diseño.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *